Blog

¿Por qué es adictivo el cannabis?

Fumar hierba y hachís a veces se considera inofensivo y no adictivo. Desafortunadamente, esto no es del todo exacto. En particular, la idea de que el cannabis no es adictivo es un mito muy extendido que debe matizarse. Por lo tanto, en este blog discutimos cómo es que el uso del cannabis puede tener un efecto adictivo y cómo se puede reconocer una adicción al cannabis.

 

una droga natural

La marihuana y el hachís se clasifican como drogas blandas en la Ley del opio porque representan un riesgo menor para la salud y la sociedad que otras drogas. El cannabis también es un producto completamente natural que también se puede cultivar fácilmente en casi cualquier clima. Todo esto hace que el cannabis sea una planta popular, disfrutada por muchas personas en todo el mundo. El carácter natural de esta droga hace que muchas personas la vean como inofensiva y no, o al menos mucho menos, adictiva que otras sustancias (semi) sintéticas. Sin duda, hay algo de verdad en esto, aparte del hecho de que el cannabis también se puede usar terapéuticamente para varias dolencias con efectos positivos para la salud. Además, el cannabis no tiene efectos adictivos físicos, lo que nuevamente lo distingue de la mayoría de las drogas duras. Por lo tanto, el elemento adictivo del cannabis es principalmente mental o psicológico.

 

Dependencia psíquica

¿Cómo es entonces que el consumo de cannabis puede conducir a la dependencia psicológica? Esto tiene que ver con una de las sustancias activas en el cannabis que causa el 'estar drogado' o la conocida sensación de 'colocado': THC, abreviatura de delta-9-tetrahidrocannabinol. Cuando inhalas esta sustancia mientras fumas hierba o hachís, esta sustancia se absorbe en la sangre a través de los pulmones, luego de lo cual termina en el cerebro. Este es el punto que es importante para explicar los efectos adictivos del cannabis. Nuestros cerebros se componen de neuronas y neurotransmisores, y ellos mismos producen sustancias que se asemejan al THC. Los receptores de nuestro cerebro absorben estas sustancias, lo que también ocurre al inhalar THC. Al suministrar THC, esencialmente haces que tu cerebro sea "perezoso", porque ve al THC como un neurotransmisor, por lo que produce menos por sí mismo. Este proceso conduce a la dependencia psicológica a largo plazo.

 

Reconocer la adicción al cannabis

Una adicción al cannabis se puede reconocer por varios síntomas. En particular, el cannabis tiene un impacto negativo en la memoria a corto plazo. Por lo tanto, los usuarios tienen que pensar más cuando tienen una conversación, porque es más probable que olviden lo que dijeron el momento anterior. Debido a la dependencia mental que puede crear el cannabis, los usuarios suelen sentirse inquietos cuando intentan dejar de fumar, ya que el cerebro ahora produce menos neurotransmisores. Otros síntomas de una adicción al cannabis son problemas de equilibrio o concentración, mala memoria, aspecto cansado, descuidar los contactos sociales y la escuela o el trabajo y pensar que ya no puedes prescindir de él.

 

Todo con moderación

Aunque los peligros del cannabis son relativamente menores, sin duda es importante ser consciente del efecto adictivo que puede tener. Algunas personas también son más sensibles a esto que otras. Con una droga como el cannabis, el dicho "todo con moderación" es un buen lema.


Selecciona un Punto de Entrega

Carro de la compra
Su carrito de compras está vacío.

Parece que aún no has hecho una elección.

CHAT